Computadoras e Internet en la Escuela

 

La educación a mediados de los años se le han hecho grandes aportes que van en muchos casos han sido a paso lento; en décadas atrás la atrás, la información, el conocimiento científico y el conocimiento tecnológico estaban lejos del alcance de niños y adolescentes, y muchas veces, también, lejos del alcance directo de sus propios docentes; todo debido a que no contaban con los recursos necesarios para estimular la adquisición de dicho conocimiento, este era limitado lo que le impedía al alumno ignorar muchos avances que ocurrían en su diario vivir, dejándolos indefensos frente a estos cambios.

Con la llegada del internet, las computadoras se han convertido en la fuente de información más rica, más diversa y más consultada. Rápidamente han ido desplazando a las enciclopedias y a las bibliotecas como centro de consultas; aumentando día a día la cantidad de información disponible, y la velocidad con la que esta circula, se renueva y se da a conocer: la televisión y el cable, las computadoras e Internet, los teléfonos celulares, etc., han ido poniendo al alcance de niños y adolescentes más información de la que son capaces de asimilar.

¿Cómo funciona internet?

Internet es una red de redes, es decir, una gran red de millones computadoras que están interconectadas por muchas otras redes menores. Lo que permite esta interconexión es la existencia de distintos protocolos, por medio de los cuales los sistemas pueden “entenderse” a pesar de ser distintos. Algunos de los servicios disponibles en Internet son la Web, el acceso remoto a otras máquinas (SSH y telnet), la transferencia de archivos (FTP), el correo electrónico (SMTP), los boletines electrónicos, conversaciones en línea y mensajería instantánea (chats, MSN Messenger, ICQ, Skype), etc.

El  “Internet es una herramienta fundamental para la educación” debido a que es una metodología fuera de lo común  facilitándole a los estudiantes la adquisición de nuevos y mejores conocimientos y su vez logre comparar la teoría con la vida real, haciendo más agradable el proceso de enseñanza-aprendizaje. Si las escuelas y los maestros llegaran a caer en la cuenta de que hoy Internet es un recurso didáctico fundamental, y de que es urgente contar con una computadora conectada a la red y un proyector multimedia en cada clase, no solo descubrirían que se pueden ahorrar muchos gastos y, a la vez, aproximar a los estudiantes al conocimiento de manera muy atractiva, sino también que podrían enseñarles a los estudiantes que Internet es mucho más que un medio de comunicación y entretenimiento.

Por consiguiente se hace necesario la inclusión de tecnologías en el campo educativo, debido a que por medio de las TIC el proceso de enseñanza se hace más interesante para despertar el entusiasmo por la adquisición de nuevas y mejores experiencias.

Basado en “El diluvio global”. Luis Bretel

Anuncios